Evita los labios agrietados en 4 pasos

1. TOMA AGUA: Es quizas el tip más repetido en los blogs de belleza pero no sobra recordarlo ya que el agua es fundamental para evitar la deshidratación de los labios. Si no bebemos suficiente agua, nuestros labios se secan más y se agrietan. Así que lo mejor es asegurarnos de beber la suficiente agua durante el día. Si no soportas el sabor de la agua pura puedes agregarle un poco de limón o hacer infusiones con frutas como la fresa o la piña.

2. HIDRATANTE CADA NOCHE: No solo te apliques el bálsamo de labios cuando ya los tengas agrietados, mejor hazlo cada noche a modo de prevención. También hidrátalos durante el día y si usas un protector solar para labios, mejor.

3. NO LOS MOJES, MUERDAS NI PELLIZQUES: Si te los mojas por beber agua o lamértelos… sécalos en seguida y asegúrate de no lamerlos más.  Tampoco los muerdas ni te pellizques las pieles que puedan sobresalir.

4. EXFÓLIALOS: Y el truco infalible para que la apariencia de los labios sea inmejorable es exfoliarlos una vez por semana. Con ello, se produce una renovación completa al eliminar las células muertas. Sirven tanto los exfoliantes comerciales como los que puedes preparar tú mismo en casa usando distintos productos naturales. Uno muy sencillo es mezclar miel o aceite de oliva con azúcar o café molido. Puedes ayudarte con los dedos o con un cepillo de dientes de cerdas suaves.